Soluciones financieras
Préstamos Suelo

Los préstamos suelo son un tipo de hipoteca en la que se establece un límite mínimo o suelo en la tasa de interés que el prestatario debe pagar, independientemente de que los tipos de interés del mercado desciendan por debajo de ese límite. Esto significa que, aunque los tipos de interés bajen, el prestatario seguirá pagando una cantidad mínima fijada por el banco.

Cómo funciona los Préstamos Suelo para empresas

El funcionamiento de los préstamos suelo es relativamente simple:

Establecimiento del suelo

Cuando se firma el préstamo hipotecario, el banco establece un suelo o límite mínimo para la tasa de interés que se aplicará al préstamo. Este suelo se establece en función de las condiciones del mercado en el momento de la firma del contrato.

Variación de los tipos de interés

A lo largo del tiempo, los tipos de interés pueden fluctuar en el mercado. Si los tipos de interés bajan por debajo del suelo establecido en el préstamo suelo, el prestatario seguirá pagando el interés mínimo fijado por el banco, en lugar de beneficiarse de las tasas más bajas del mercado.

Impacto en los pagos mensuales

Esto puede resultar en pagos mensuales más altos para el prestatario en comparación con los préstamos hipotecarios tradicionales cuando los tipos de interés del mercado están bajos.

Claves de trabajar con IDF

Contamos con más de 200 proveedores de banca tradicional y financiación alternativa, para que puedas tener acceso a todo tipo de soluciones financieras.

Tendrás un consultor financiero especializado en tu sector quien se ocupará de todo para que no tengas que preocuparte por nada.

Trabajamos a éxito. Sólo percibimos nuestros honorarios cuando firmas y consigues tu financiación con las mejores condiciones.

  • Protección contra aumentos repentinos de los tipos de interés: Los préstamos suelo ofrecen a los prestatarios protección contra aumentos repentinos de los tipos de interés, ya que el suelo establecido limita la cantidad mínima que el prestatario debe pagar.
  • Estabilidad en los pagos mensuales: Al establecer un suelo en la tasa de interés, los préstamos suelo proporcionan estabilidad en los pagos mensuales del prestatario, ya que los pagos mínimos no variarán, incluso si los tipos de interés del mercado fluctúan.
  • Falta de beneficio de los tipos de interés bajos: Cuando los tipos de interés del mercado son bajos, los prestatarios con préstamos suelo no pueden beneficiarse de las tasas más bajas, ya que siguen pagando el interés mínimo establecido por el suelo.
  • Mayor coste a largo plazo: Debido a la aplicación del suelo, los prestatarios pueden terminar pagando más intereses a lo largo del plazo del préstamo en comparación con los préstamos hipotecarios tradicionales, especialmente en entornos de bajos tipos de interés.
¿Buscas un préstamo para tu empresa a corto plazo?
¿Quieres conseguir financiación o mejorar tus condiciones?