Amplía tus posibilidades de conseguir financiación para tu empresa

Conseguir financiación para tu empresa puede ser un reto, pero con una estrategia adecuada puedes aumentar tus posibilidades de éxito. A continuación, te presentamos algunos consejos clave:

  1. Afianza tu plan de empresa:
  • Un plan bien definido: Elabora un plan de empresas completo y convincente que describa tu idea, el mercado objetivo, la estrategia de marketing, las proyecciones financieras y el equipo directivo. Debe ser claro, conciso y respaldado por datos sólidos.
  • Demuestra viabilidad: Enfatiza el potencial de crecimiento y rentabilidad de tu empresa. Utiliza análisis de mercado, estudios de viabilidad e indicadores financieros clave para demostrar la solidez de tu proyecto.
  • Define necesidades de financiación: Especifica claramente el importe de capital que necesitas y el destino del mismo. Ten en cuenta diferentes escenarios de financiación y prepárate para explicarlos. 
  • Explica cómo devolverás el préstamo: Define de manera clara como vas a devolver el capital, principalmente cuando se trata de préstamos, hay que aportar datos de cómo podrá la empresa hacer frente al pago de las cuotas. Por ejemplo “Voy a comprar una máquina que me va a generar un aumento de la producción de un 15%”. Las garantías son importantes, pero las garantías no pagan préstamos y los bancos/ fondos le supone un quebradero de cabeza cuando tienen que hacerse con la propiedad de una garantía aportada.
  • Sé realista y moderado: Dependiendo del importe del proyecto y la necesidad, hay veces que es mejor pedir en función de las posibilidades en las que la entidad puede considerar viable la operación, es decir, a pesar de que quieras 500.000€, el límite que se podría plantear es de 200.000€. En ocasiones si directamente pides el medio millón, los financiadores se pueden echarse atrás y ni siquiera valorar la operación. En este punto, si no sabes cuánto pedir, un asesor financiero es fundamental para ello, ya que analizando tus cuentas y en base a su experiencia con empresas similares y financiadores, te recomendará cuál es el importe máximo a solicitar.
  1. Fortalece tu situación financiera:
  • Historial financiero sólido: Demuestra un buen historial crediticio y de manejo de las finanzas. Si tu empresa tiene un historial, presenta estados financieros auditados que reflejen estabilidad y crecimiento.
  • Aportes propios: Aporta capital propio al proyecto. Esto demuestra tu compromiso con la empresa y reduce la cantidad de financiación externa que necesitas. Cuando aportas fondos, demuestras que confías en tu apuesta, al final si no confías tú ¿por qué lo iba a hacer otro?
  • Garantías: Ofrece garantías, como activos personales o de la empresa, para respaldar el préstamo. Esto puede mejorar las condiciones crediticias y la tasa de interés.
  1. Busca la financiación adecuada:
  • Explora diversas opciones: Investiga las diferentes fuentes de financiación disponibles, como préstamos bancarios, capital de riesgo, financiación colectiva, subvenciones gubernamentales y programas de incubación.
  • Compara ofertas: Compara las condiciones de diferentes entidades crediticias, incluyendo tasas de interés, plazos, comisiones y requisitos de garantías.
  • Asesoría especializada: Busca asesoría profesional de expertos en financiación empresarial. Aquí es donde puedes contar con nuestros consultores. Ellos te guiarán en el proceso, identificarán las opciones más adecuadas y negociarán los mejores términos.
  1. Perfecciona tu presentación:
  • Comunicación efectiva: Comunica tu propuesta de manera clara, concisa y apasionada. Resalta los aspectos únicos de tu empresa y el valor que ofreces a los inversores.
  • Presentación profesional: Prepara una presentación atractiva y profesional que incluya diapositivas, gráficos e información financiera relevante. Practica tu presentación para asegurarte de transmitir confianza y conocimiento.
  • Construye relaciones: Establece relaciones con potenciales inversores, asiste a eventos de networking y participa activamente en la comunidad empresarial. Es muy probable que haya asociaciones relacionadas a tu actividad, es una buena idea informarse de las ventajas de asociarse.
  1. Prepárate para el proceso:
  • Anticipa preguntas: Investiga las preguntas comunes que hacen los inversores y prepara respuestas claras y convincentes.
  • Demuestra flexibilidad: Mantente abierto a diferentes opciones y dispuesto a negociar los términos de la financiación.
  • Sé persistente: Obtener financiación puede requerir tiempo y esfuerzo. No te desanimes por los rechazos iniciales, sigue buscando oportunidades y mejorando tu propuesta. Para estos casos, te recomendamos acompañarte de un asesor financiero. Confía en nuestros asesores, quienes abrirán un abanico de posibilidades a las que no podrías acceder directamente, y recuerda que en IDF trabajamos a éxito y sólo cobramos nuestros honorarios cuando consigues la financiación.

Recuerda que la clave para aumentar tus posibilidades de obtener financiación es prepararte, presentarte con profesionalismo y demostrar el potencial de tu empresa y que en todo este proceso, podemos ayudarte. En IDF te ayudamos: nuestros consultores llevarán tu caso de manera personalizada y serán quienes se ocupen de realizar los trámites con diversas entidades bancarias e incluso de financiación alternativa para que puedas conseguir tu financiación con las mejores condiciones posibles. Ponte en contacto con nosotros AQUÍ

¿Buscas un préstamo para tu empresa a corto plazo?