El apalancamiento financiero: qué es y cómo aprovecharlo

 

El apalancamiento financiero es una estrategia que utilizan las empresas para aumentar su rentabilidad mediante el uso de deuda junto con el capital propio. En otras palabras, la empresa invierte más capital del que tiene disponible, financiando la diferencia con préstamos o mediante la emisión de acciones.

¿Cómo funciona? 

Imagina que una empresa tiene 200.000€ en capital propio y quiere invertir en un proyecto que cuesta 200.000€. La empresa podría:

  • Financiar el proyecto al 100% con capital propio: En este caso, la empresa tendría una rentabilidad del 10% si el proyecto genera 20.000€ de beneficio.
  • Financiar el proyecto al 50% con capital propio y al 50% con deuda: Si la empresa obtiene un préstamo de 100.000€ a un tipo de interés del 5% y el proyecto genera 20.000€ de beneficio – 1000€ de los intereses, la rentabilidad del capital propio sería del 19%.

Al final del artículo te ponemos un ejemplo más detallado.

¿Por qué utilizar el apalancamiento financiero?

Existen varias ventajas al utilizar el apalancamiento financiero:

  • Aumento de la rentabilidad: Si el proyecto invertido genera beneficios superiores al tipo de interés de la deuda, la rentabilidad del capital propio se verá amplificada.
  • Crecimiento acelerado: Al disponer de más capital, las empresas pueden invertir en proyectos de mayor envergadura y crecer más rápidamente.
  • Flexibilidad financiera: El apalancamiento financiero puede proporcionar a las empresas mayor flexibilidad para afrontar imprevistos o realizar nuevas inversiones.

Sin embargo, también existen riesgos asociados al apalancamiento financiero:

  • Aumento del riesgo: Si el proyecto invertido no genera los beneficios esperados, la empresa podría tener dificultades para pagar la deuda, lo que podría llevarla a la quiebra.
  • Costes financieros: La deuda conlleva el pago de intereses, lo que reduce los beneficios de la empresa.
  • Dilución del capital: Si la empresa se financia mediante la emisión de nuevas acciones, el capital existente se diluye, lo que reduce la participación de los accionistas actuales en la empresa.

¿Cómo aprovechar el apalancamiento financiero de forma responsable?

Para aprovechar el apalancamiento financiero de forma responsable, las empresas deben:

  • Evaluar cuidadosamente los riesgos y beneficios de cada proyecto de inversión.
  • Asegurarse de tener una buena capacidad de generación de caja para poder hacer frente a los pagos de la deuda.
  • Diversificar las fuentes de financiación para no depender en exceso de la deuda.
  • Monitorizar de cerca el nivel de endeudamiento y tomar medidas para reducirlo si es necesario.

 

Veamos ahora un ejemplo:

Supongamos que la Empresa “XYZ” tiene un capital propio de 2.000.000 € y está considerando una inversión que requiere 2.000.000 € para ampliar sus operaciones. Esta inversión se espera que genere una ganancia anual de 400.000 € antes de intereses e impuestos.

Opción 1: Financiación sin apalancamiento

La empresa decide financiar la inversión únicamente con su capital propio. Esto significa que invertiría los 2.000.000 € sin recurrir a deuda.

  1. Capital Propio Invertido: 2.000.000 €
  2. Ganancia Anual antes de Impuestos e Intereses: 400.000 €
  3. Retorno sobre la Inversión (ROI): 400.000 € / 2.000.000 € = 20%

 

Opción 2: Financiación con apalancamiento

La empresa decide utilizar apalancamiento financiero para financiar la inversión. Invierte 1.000.000 € de su capital propio y toma un préstamo de 1.000.000 € al 5% de interés anual.

  1. Capital Propio Invertido: 1.000.000 €
  2. Préstamo: 1.000.000 €
  3. Intereses Anuales del Préstamo: 1.000.000 € * 5% = 50.000 €
  4. Ganancia Anual antes de Impuestos e Intereses: 400.000 €
  5. Ganancia Anual después de Intereses: 400.000 € – 50.000 € = 350.000 €
  6. Retorno sobre el Capital Propio: 350.000 € / 1.000.000 € = 35%

 

Comparación de Resultados

  • Sin apalancamiento: La empresa obtiene un ROI del 20%.
  • Con apalancamiento: La empresa obtiene un ROI del 35%.

 

Análisis

  • Incremento del ROI: Al utilizar el apalancamiento financiero, la empresa ha aumentado su ROI del 20% al 35%, lo que muestra cómo el apalancamiento puede aumentar la rentabilidad del capital propio.
  • Costes y Riesgos: Aunque el apalancamiento financiero ha mejorado el ROI, también ha introducido el riesgo de tener que cumplir con los pagos de intereses independientemente de los resultados operativos. Si la inversión no genera los ingresos esperados, la empresa podría tener dificultades para pagar los intereses y el principal del préstamo.

 

Conclusión

El apalancamiento financiero puede ser una herramienta poderosa para que las empresas aumenten su rentabilidad y crezcan más rápidamente. Sin embargo, es importante utilizarlo de forma responsable para evitar riesgos financieros. Por eso te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros. En IDF tenemos consultores especializados en el apalancamiento a nivel financiero tanto de PYMES como de Grandes Empresas, y buscaremos para ti, sin compromiso, la opción más rentable.

¿Buscas un préstamo para tu empresa a corto plazo?