Asesor financiero: La opción óptima para las pymes

Aprendemos de los errores, pero a menudo algunos empresarios y emprendedores tienden a caer en el mismo: desatender el área financiera y económica de su negocio, con lo que una buena idea puede acabar en fracaso.

Por ello, debemos tener en cuenta que una empresa puede ser viable económicamente, pero no financieramente. Es habitual que haya empresarios que dominan una determinada profesión, pero no disponen de las herramientas necesarias para gestionar su negocio; o lo que es lo mismo, se puede ser mecánico pero no saber gestionar un taller.

El paso entre ser un empleado y ser un empresario suele ser difícil de dar, puesto que supone dominar el área financiera, una asignatura pendiente en la mayoría de las pymes. Planes de negocio, proyecciones del cash–flow, determinar las necesidades financieras reales de la empresa, negociación con bancos y muchos otros temas burocráticos deberán empezar a formar parte del día a día del empresario, que al comienzo puede verse desbordado. Ahí entra en acción IDF All Financing, consultora especializada en financiación empresarial.

Por tanto antes de lanzarse a la aventura de emprender hay que tener en cuenta algunos aspectos:

  • Definir el plan de negocio

Al comienzo de esta aventura, el empresario suele lanzarse más por la ilusión que por una adecuada planificación empresarial. La elaboración del plan de negocio suele quedarse es dos breves folios con información muy generalizada. Sin embargo, es fundamental detallar la finalidad del negocio, incluir un análisis DAFO y nunca puede faltar un buen plan económico y financiero. Es necesario tener en cuenta que no todo el dinero que entra son ingresos, sino que hay muchos gastos, desde el personal, instalaciones o suministros.

  • Búsqueda de financiación

Capital propio. Aunque sólo puedas aportar una pequeña parte, disponer de ahorros te proporcionará independencia, desahogo y mayor facilidad cuando debas demostrar ante los diferentes proveedores financieros tu solvencia económica.

Family, Fools and Friends. La segunda opción es buscar el apoyo financiero de algún conocido. El famoso término americano Family, Fools and Friends, que en castellano sería “Familiares, Amigos y Locos”, es aplicable a cualquier tipo de negocio y hace referencia al conjunto de personas que pueden estar interesadas en invertir en tu negocio, bien porque formen parte de tu núcleo familiar y quieran apoyarte porque confían en ti, o bien porque tu proyecto les resulte atractivo y estén dispuestos a respaldarlo.

Sin embargo, una vez agotadas estas opciones el empresario suele necesitar más dinero, pues los costes iniciales son elevados. Una de las opciones más frecuentes es acudir al banco en busca de una solución rápida para poder completar la financiación. Pero es en este punto donde aparecen los problemas, puesto que las entidades financieras exigen presentar una serie de avales, informes y análisis, que a muchos empresarios les resulta complicado presentar, bien por desconocimiento o por no saber elaborarlos. En este caso la opción más viable es rodearte de personas que dominan el área financiera.

Asesor financiero. Generalmente el empresario emplea el dinero que tiene ahorrado para los gastos corrientes, pero pronto suele verse en la necesidad de conseguir más financiación, bien por imprevistos de última hora, impagos, expansión del negocio, etc. Para estos casos IDF All Financing cuenta con un amplio equipo de asesores financieros que buscan la opción financiera que mejor se adapta a tu negocio.

Cada empresa es única y diferente, por lo que cada una de ellas necesita un plan de financiación personalizado. La metodología que empleamos en IDF All Financing es la siguiente:

1. Evaluación
Análisis de la información básica de la empresa y de su proyecto de inversión. A partir de este primer estudio calculamos sus necedades económicas.

2. Estrategia
Estudio de las líneas de financiación existentes y selección de las más idóneas. Al trabajar con todos los proveedores financieros (bancos, sociedades de garantía recíproca, cooperativas de crédito, crowdlending, fondos de inversión, inversores privados, etc) garantizamos que la opción elegida es la idónea para tu empresa.

3. Cumplimentación
Preparación de documentos (plan de negocio, memoria técnica, resumen ejecutivo…) en función de las exigencias de cada proveedor.

4. Seguimiento
Aportación de información complementaria para aclarar posibles consultas, defendiendo la viabilidad del proyecto de nuestro cliente.

5. Obtención de la financiación
Negociación con los distintos proveedores financieros para conseguir las mejores condiciones. Además en IDF All Financing trabajamos a éxito, si después de hacer el estudio de tu empresa no conseguimos la financiación adecuada el coste es cero.

Por tanto, no debemos olvidarnos que el éxito de las grandes empresas -que empezaron siendo pymes-, la mayoría de veces, viene acompañando de colaboraciones, y en este caso IDF All Financing te ayuda a impulsar tu negocio.

¿Buscas un préstamo para tu empresa a corto plazo?