5 CONSEJOS PARA NEGOCIAR CON TU BANCO

Negociar con las entidades financieras no es fácil, reuniones y encuentros en busca de una formula que equilibre oferta y demanda, necesidades y obligaciones. A veces ese “o lo tomas o lo dejas” puede dar paso a excepciones que si tienes claras las ideas pueden dar sus frutos. El elevator pitch es un elemento fundamental en estas negociaciones y la capacidad de persuasión marcará la diferencia entre un “sí” y un “no”.

1º. Prepara un buen discurso

El director de la oficina bancaria querrá saber en qué tienes pensado gastar tu dinero. Por tanto ten claras tus necesidades, el recorrido de tu empresa y plantéate objetivos realistas y alcanzables.

2º. Destaca tus puntos fuertes

Transmite a tu banco cuáles son los valores en los que basas tu ventaja competitiva: trayectoria, posición en el mercado, calidad de tus productos, capacidad de pago, rentabilidad del negocio… Para ello es recomendable que con anterioridad hayas realizado un buen análisis DAFO tratando de convertir las Debilidades en Fortalezas y las Amenazas en Oportunidades. Todas las empresas tienen puntos débiles y es un error tratar de ocultarlos. Considéralos elementos a tu favor.

3º Sé transparente

Toda la información que presentes debe ser transparente y verídica. No ocultes información, porque al final saldrá a la luz. Ser transparente reforzará tu credibilidad.

4º Negocia con varias entidades

Este consejo está directamente relacionado con la premisa de: ten paciencia. Para conseguir buenas condiciones es importante negociar bien, la rapidez en estos casos puede convierte en un enemigo.

5º Demuéstrale lo buen cliente que eres

Ten clara tus necesidades y demuéstrale cómo va a ganar dinero contigo. Si se trata de tu banco habitual te resultará mucho más sencillo demostrar que eres un buen cliente. Puedes exponer que tienes unos ingresos estables, que los proveedores te pagan dentro de los plazos establecidos, la ausencia de deudas, tus clientes… Aunque creas que el banco ya sabe todo eso: recuérdaselo.

 

¿Buscas un préstamo para tu empresa a corto plazo?