La petición de créditos avalados por el Estado desborda a la banca

La demanda de créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha superado los 40.000 millones; entre el 70% y el 80% de las solicitudes provienen de autónomos y pymes y solo el 20% de grandes empresas. Este es el resumen de la situación que viven estos días las entidades financieras, que son incapaces de dar respuesta a las miles de solicitudes recibidas y que ven que el primer tramo de estas ayudas está agotándose el primer día.

Este lunes, se abrió la ventana de solicitudes para acceder a los primeros 20.000 millones del ICO y las entidades se encuentran saturadas ante la avalancha de solicitudes. A primera hora de la mañana los bancos ya habían recibido solicitudes de créditos avalados por el Estado por el doble de la línea abierta. Por ello, desde el sector financiero se ha pedido al Gobierno que desbloquee en los próximos días, al menos, otros 10.000 millones de los hasta 100.000 millones anunciados al inicio de la crisis.

Mayor demanda

La sobredemanda se está localizando principalmente entre los pequeños empresarios, que han visto cómo el parón económico decretado por el Ejecutivo les deja sin liquidez para atender sus principales gastos como son: nóminas, alquileres, pago a proveedores e impuestos. Desde diversas entidades financieras coinciden en señalar que han sido los autónomos y las pymes las que han copado entre el 70% al 80% del total de las peticiones.

La parte destinada a grandes empresas, otros 10.000 millones, va más lenta debido a que los créditos de más de 50 millones necesitan autorización expresa por parte del ICO. Además, las grandes empresas tienen mayor músculo financiero y una mayor capacidad para conseguir liquidez. Por ello, el sector financiero cree que los próximos avales que desactive el Gobierno deberían ir destinados en su mayoría a las pymes.

Principales jugadores 

Los principales destinatarios de estos primeros 20.000 millones en avales, por entidades, son: Santander, con unos 4.000 millones; CaixaBank, con 3.000 millones; BBVA, alrededor de 2.500 millones; Sabadell, con 2.100 millones; Bankia, con 1.500 millones, y Bankinter, con 1.000 millones. Solo en el caso de esta última entidad, 7.500 empresas han pedido financiación. La CEOE ya ha alertado al Gobierno que es necesario desbloquear de forma inmediata hasta 50.000 millones de euros para garantizar el acceso a la liquidez de todas las empresas que lo demanden.

Venta cruzada

La normativa relativa a los créditos con aval del Estado prohíbe a los bancos realizar ventas cruzadas. Es decir, que no permite a las entidades condicionar la concesión de estos créditos a la venta de otros productos, como por ejemplo los seguros. Así, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo Ruiz, advirtió de que las entidades financieras no pueden exigir a las empresas o a los autónomos la contratación de productos o servicios adicionales a cambio de conceder estas líneas de liquidez.