Desaceleración económica, un escollo para las empresas

Baja la morosidad, pero los plazos de pago siguen por encima de la ley
27 febrero, 2020
Cómo se repartirán las ayudas aprobadas por el gobierno para las empresas
19 marzo, 2020

Desaceleración económica, un escollo para las empresas

La incertidumbre en el panorama financiero es una realidad presente desde hace meses que se ha visto aumentada por el Covid-19. El grupo bancario Goldman Sachs ha rebajado medio punto, del 1,8% al 1,3%, su previsión de crecimiento económico para España este año debido al impacto de la crisis del coronavirus, de acuerdo a un informe publicado este lunes. A este problema podemos sumarle el retraso en los pagos que sufren muchas empresas, la rebaja en la inversión empresarial ante la desaceleración, el desconocimiento de muchos proveedores financieros y/o ayudas o la no digitalización de las empresas españolas. Según diversos estudios la mayor parte de las pymes se encuentran en la cola en lo que al uso de las TIC se refiere, ya que existe una falta de familiarización por parte de los empleados hacia las nuevas herramientas tecnológicas.

Desaceleración económica

La inversión empresarial sufrió en el último trimestre de 2019 la primera caída desde 2013. Así, la inversión cayó ligeramente, un 0,01%, frente al aumento del trimestre anterior, que fue del 1,86%. Además, resulta curioso fijarse que la inversión en activos fijos materiales (los necesarios para que las empresas lleven a cabo su actividad) cayó un 1,1%, frente al aumento del 1,3% del tercer trimestre del año anterior.

Las solicitudes de crédito se moderan

Aunque sigue habiendo una amplia demanda de crédito, esta se ha venido ralentizando en los últimos meses. Los datos publicados por el Banco de España, referidos al último periodo de 2019 reflejan que las empresas comienzan a moderar su demanda de crédito. “La financiación captada por hogares y por empresas no financieras creció a ritmos muy moderados, algo inferiores a los registrados en la primera mitad del año”, señalan desde el Banco de España.

Además, el descenso de los tipos de interés no está incentivado la economía, como podía preverse, sino que continúa con la misma dinámica que antes. En este sentido el Banco de España reconoce que “a pesar del reducido nivel de los costes de financiación, y en un contexto de deterioro de las perspectivas macroeconómicas, la demanda de crédito bancario habría disminuido en todos los segmentos durante la segunda mitad del ejercicio pasado”.

Concursos de acreedores

Los concursos de acreedores aumentaron un 17,2% en el conjunto del año 2019, hasta los 4.814 registros. Axesor prevé que se produzcan un total de 3.127 procedimientos formales de insolvencia sólo en el primer semestre del año, un aumento superior al 30% de los que se produjeron en los primeros seis meses del ejercicio precedente

Sectores en crisis

Aunque la inestabilidad en el mercado de la financiación empresarial la están sufriendo todos los sectores, las empresas del sector inmobiliario son las más perjudicadas. El crédito concedido a las empresas vinculadas al sector inmobiliario y de la construcción descenderá a un ritmo próximo al 50%, desde los 8.876 millones de euros de septiembre de 2019, hasta los poco más de 4.200 millones de euros constantes a cierre del mes de junio.

Comments are closed.