4 ÁREAS EN LAS QUE ENFOCARTE EN TU BALANCE PARA MEJORAR TU RANTING

Muchas veces cuando solicitas financiación te encuentras con una respuesta que se repite al unísono en diferentes entidades: ¡No! En ese momento las dudas invaden tu cabeza y te preguntas: ¿Por qué no me conceden la financiación que necesito? ¿En qué se fijan los analistas de riesgos cuando solicito financiación? ¿Qué es importante para mejorar la estructura financiera de mi balance?

El balance de situación

El balance de situación es un informe 📈 que muestra la situación económica y financiera de tu empresa, permite analizar aspectos clave como el endeudamiento, la solvencia, los plazos de cobro y pago y la gestión de los activos. Por tanto, el análisis de aspectos como estos será clave para que el analista decida si tu empresa es merecedora o no de recibir crédito. Una vez que el analista tenga este balance, podrá saber si tu empresa:

  1. Está suficientemente capitalizada.
  2. Podrá atender a sus compromisos de pago.
  3. Gestiona adecuadamente los plazos de pago y de cobro.
  4. Gestiona correctamente los activos.

Además, existen varios programas que tomando como referencia las cuentas anuales que las empresas españolas depositan en el Registro Mercantil asignan un determinado rating a las sociedades. Una nota que refleja el “estado de salud” de la empresa y que te da un pista para saber si tu empresa es solvente o no. Solo si tienes una buena puntuación en tu rating podrás acceder a diferentes fuentes financieras y por ende las condiciones serán mucho mejores.

En IDF te ayudamos a tener en orden las áreas previamente mencionadas, pues somos especialistas en financiación empresarial y sabemos que los números son muy importantes a la hora de hablar con los proveedores financieros. No importa que sea financiación tradicional o alternativa, un buen balance garantiza que existan más alternativas y por ende que consigas la financiación que necesitas.