LA FINANCIACIÓN EMPRESARIAL, UNA VISIÓN ACTUAL

CONFIRMING: una herramienta para optimizar el pago a proveedores
10 octubre, 2019
4 ÁREAS EN LAS QUE ENFOCARTE EN TU BALANCE PARA MEJORAR TU RANTING
30 octubre, 2019

LA FINANCIACIÓN EMPRESARIAL, UNA VISIÓN ACTUAL

Startup, due diligence, equity, ebitda, direct lending, business angels,… Conceptos, todos ellos, desconocidos hasta hace no mucho, que conviven con nosotros en la actualidad y que evidencian un cambio en el paradigma financiero. Una transformación que viene marcada por una posible crisis, la aparición de nuevos agentes en el ámbito económico y la desaparición o fusión de entidades financieras. Si a esto le añadimos el peso que desempeñan las TIC, el resultado es un cambio radical en el panorama financiero y, por ende, empresarial.

Hace dos años revisamos el panorama financiero y hoy volvemos a analizar la situación empresarial de las empresas en España. ¿Fondos de inversión vs. banca?, incremento del número de emprendesores, productos financieros preferidos por las pymes, etc.

Más allá de los clásicos: nuevos proveedores financieros

Tradicionalmente la financiación empresarial ha sido un ámbito explotado, casi en exclusiva, por la banca. Sin embargo, el proceso de concentración bancaria y los exigentes requisitos que estas imponen para otorgar financiación, han supuesto un escollo para muchas empresas que optan ahora por otras alternativas.

En este contexto, los fondos de deuda privadadirect lending– han cobrado protagonismo. Lejos de ser una amenaza, se convierten en una vía de financiación complementaria más para grandes, pequeñas y medianas empresas.

Asimismo, las aceleradoras y/o incubadoras se han convertido en un socio más para empresas de reciente constitución. Proporcionan apoyo y asesoría para potenciar el desarrollo de las startups, así como un espacio común de trabajo. Eventos como el South Summith o Entrepreneur Day son un escaparate para dar a conocer ideas innovadoras en busca de inversores.

Emprendedores: ya no son una minoría

Las startups o empresas emergentes han crecido de manera exponencial en los últimos años, lo que hace que los productos financieros se adapten a este nuevo perfil. Seis de cada cien españoles tienen un negocio en fase inicial. Así lo asegura el observatorio internacional proyecto GEM (Global Entrepreneurship Monitor), que cada año radiografía el esqueleto emprendedor en nuestro país.

«Seis de cada cien españoles tienen un negocio en fase inicial»

Financiación a medida

Los fondos se dirigen a empresas que necesitan financiación personalizada, ya sea para acometer un proceso de expansión, la sustitución de un accionista o cualquier operación atípica. En ocasiones esta se convierte en la única alternativa cuando las vías de financiación tradicional están completas.

Se trata de un mercado que está creciendo en Europa, con 416 operaciones cerradas en 2018, un 9% más que un año anterior, según datos publicados por la consultora Deloitte. No obstante, la financiación bancaria sigue siendo la preferida por las empresas de nueva creación.

Productos financieros: estos son los más utilizados

Según el VIII informe “La financiación de la pyme en España” publicado por Cesgar SGR, el crédito comercial y el crédito bancario son los dos instrumentos más utilizados por las pymes, y el leasing y el confirming  crecen de manera significativa.

Y ¿para qué emplean las empresas ese dinero? La financiación de circulante sigue siendo el principal destino, pero en el último año ha ganado peso la inversión en equipo. Y si nos preguntamos cuáles son las empresas con mayores necesidades, la respuesta, teniendo en cuenta la revolución tecnológica en la que nos hayamos inmersos es clara: empresas exportadoras y las innovadoras.

Pymes: el tejido empresarial de un país

En España el 99,98% de las empresas son pymes y crean el 74% del empleo del país, lo que sitúa a la economía española como una de las más dependientes de las pymes de toda Europa.

Un dato curioso es que el número de autónomos mayores de 65 años ha pasado de 66.079 en agosto de 2009 a 124.675 en agosto de 2019. La razón, según explica la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) es la denominada jubilación activa, mediante la que los trabajadores autónomos pueden cobrar su pensión por jubilación y mantener su actividad profesional, una vez llegan a la edad mínima de jubilación.

Independientemente del panorama económico, lo importante es tener claros los objetivos de tu empresa, sin importar que esta sea una startup o una compañía ya consolidada. Recuerda que cada empresa tiene sus particularidades, que solo especialistas conocen.

Comments are closed.